El porqué detrás de una cuarta dosis contra el covid

El MSP la aprobó sin consultar al comité científico por la suba de contagios

CLARA LUSSICH

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281586654195388

NACIONAL

Antes de que se cumplieran dos semanas desde que comenzó la suba de casos, el Ministerio de Salud Pública (MSP) anunció ayer que todos los mayores de 18 años que deseen recibir una cuarta dosis contra el covid-19 podrán hacerlo y Uruguay se transformará en uno de los pocos países de la región en dar cuatro pinchazos contra el virus. La aprobación anunciada ayer por las autoridades del MSP es realmente una ampliación de las franjas etarias habilitadas, debido a que los mayores de 50 pueden agendarse para este segundo refuerzo desde febrero. Tal como sucede en esos casos, las personas entre 18 y 49 años que recibirán una fecha y un vacunatorio asignado para la cuarta vacuna serán aquellas que hayan recibido la tercera dosis en un plazo mayor a los 120 días o hayan cursado la enfermedad en el mismo período. La diferencia entre recomendar y permitir es sustancial para la cartera de salud. Ayer Salinas dijo en conferencia de prensa que la nueva medida era una “recomendación a la vacunación para todas las personas entre 18 y 49 años con comorbilidades”, pero al ser consultado sobre qué comorbilidades serán tomadas en cuenta y si se controlará que todos los que se agenden las tengan, el jerarca enfatizó: “Desde el MSP no hay acceso a las historias clínicas electrónicas en forma individual como para formar cohortes diferenciadas. La frase del presidente de la libertad responsable aquí es la responsabilidad responsable y apelamos a que cada uno sepa si tiene o no las comorbilidades y si está dentro de los parámetros para dársela. Es así que no se va a ejercer un control sobre si hay o no hay comorbilidades”. Por lo tanto, la agenda —que se abrirá el próximo martes— estará habilitada para dicha franja etaria. "Son 809.000 personas que tienen tres dosis (Sinovac + Sinovac + Pfizer), no todas ellas con comorbilidad, pero ese es el número máximo", puntualizó. Uruguay adquirió un total de 3,7 millones de dosis Pfizer para el 2022 y cuenta con el stock necesario para la ampliación de la vacunación. El ministro mencionó además que las personas menores de 50 son quienes, en el comienzo del plan de vacunación a partir de marzo de 2020, recibieron dosis de la vacuna de Sinovac y luego tuvieron una tercera dosis con Pfizer. En este sentido y a partir de que la de Sinovac tiene una efectividad menor que la de Pfizer, es que se decidió reforzar la inmunidad con un nuevo refuerzo para quienes tengan comorbilidades previas. La decisión, al contrario de lo que sucedió con la aprobación de la cuarta dosis para los mayores de 50, no pasó por la Comisión Nacional Asesora en Vacunaciones (CNAV), según supo El País a través de fuentes del MSP. Fueron los propios técnicos que asesoran a la cartera y la Unidad de Inmunizaciones quienes decidieron dar el paso. Por su parte, el catedrático en infectología y asesor del MSP, Julio Medina, explicó que las variables que “hacen inclinar la balanza” para ampliar la edad habilitada a recibir una cuarta dosis son tres: la diseminación de una subvariante nueva con capacidad de reinfección, el aumento de los casos “con un riesgo progresivo” de infección y la “disminución natural de la protección inmunológica a medida que pasa el tiempo”. Medina sostuvo: “Es importante destacar que el beneficio es mas evidente para personas que tengan comorbilidades, no para personas sanas en esa franja etaria”. En ese sentido, el virólogo Santiago Mirazo dijo esta semana que una cuarta vacuna “no aumenta la inmunidad sustancialmente con respecto a la tercera dosis” si se trata de una vacuna igual que la recibida anteriormente. Al igual que otros expertos, Mirazo opinó que quizá “tiene más sentido” pensar en dar vacunas “adaptadas a las variantes nuevas”. De todas maneras, la decisión de la cartera fue volver a vacunar con Pfizer a los mayores de 18. “También es importante destacar que es aún más prioritario que quienes no recibieron la tercera dosis lo hagan, porque en esa franja etaria eso representa aproximadamente a uno de cada cuatro uruguayos”, indicó Medina. EL FACTOR DEL AUMENTO. Salinas remarcó ayer que “la pandemia no terminó" pese al cese de emergencia sanitaria por covid-19 e incluso enfatizó en que en las últimas dos semanas hubo un incremento de los casos y se rompió la tendencia que Uruguay tenía desde marzo, después de que terminó la ola ómicron. Esta fue una de los principales motivos que llevó a que las autoridades opten por una nueva dosis. “Se está viendo un repunte de casos en las Américas y en el mundo en general", dijo Salinas. Para graficar la situación actual, el ministro compartió algunos datos comparativos recopilados por la cartera como, por ejemplo, que entre el lunes y el jueves de la semana pasada hubo 1.172 nuevos casos, y del lunes al jueves de esta semana se contabilizaron 2.616 casos. En este sentido, el último reporte semanal con los datos del covid-19 mostró un aumento del 52% en los casos diarios y un 38% en los casos activos, es decir, en las personas que cursan la enfermedad. El MSP aseguró que un “análisis interno” dio a conocer que la mayoría de los casos se deben a "brotes laborales que luego llevan hacia brotes intrafamiliares, y eventualmente algunos casos a niveles educativos y Elepem (residenciales)". Según informó El País esta semana, es posible que exista un subregistro de casos debido a que las últimas indicaciones de la cartera no habilitan a la población general a hisoparse en el caso de ser un caso sospechoso de covid y solamente está indicado para población de riesgo. En el Casmu, por ejemplo, el primer día de mayo se habían detectado solo 15 casos positivos. Menos de diez días después ya superaban los 50. En la Médica Uruguaya esta semana hubo más de 100 casos positivos en un día, cuando en los diez días anteriores la cifra no había superado los 60. El patrón se repite en varias mutualistas más. "Queremos recordar la importancia de mantener las medidas no farmacológicas: los espacios ventilados; el uso de mascarilla facial si se permanece en un lugar sin ventilación durante más de 15 minutos y menos de dos metros de distancia con otras personas, muy particularmente en reuniones donde hay una gran cantidad de personas", enfatizó Salinas en lo que llamó “recomendaciones para el fin de semana”.

es-uy