Un caso que sirvió para cambiar una política

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281676848508604

NACIONAL

■ El 5 de abril del año pasado entró en vigencia una nueva política de la Universidad de la República ante casos de violencia, acoso y discriminación. La había establecido una ordenanza que el Consejo Directivo Central aprobó en diciembre de 2020. La nueva normativa, más allá de definir cada concepto y unificar los esfuerzos que estaba haciendo la Universidad, estableció los tiempos con que deben tratarse las denuncias por acoso sexual. En menos de 48 horas, por ejemplo, los equipos técnicos (de los cuales cada servicio universitario tiene que tener un referente) deben ponerse en contacto con la víctima. En menos de cinco días hábiles debe fijarse la primera entrevista. Cuando al término de 20 días de recibida la denuncia se entienda que es verosímil pero que, por su complejidad, no da el tiempo de contar con las suficientes pruebas en el plazo de 30 días que prevé la ley de Acoso Sexual, se eleva a la autoridad de esa facultad para que instruya el procedimiento disciplinario correspondiente. El mecanismo de denuncia prevé el anonimato, la no revictimización, la celeridad y la imparcialidad, entre otros ejes rectores.

es-uy