El proceso a aplicar para lograr la Huella de Carbono

Foco en certificación y verificación en ganadería de carne

HERNÁN T. ZORRILLA

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/282063395565244

RURALES

a Sociedad Rural de Río Negro (SRRN), en Young, realizó la jornada “Primeros Pasos para la Gestión de Huella de Carbono en Ganadería”. En la misma disertaron Patricia Rovella, referente técnica en Programas de Certificación en Ganadería de LSQA; y Joaquín Mazarino, referente técnico del Sistema de Gases de Efecto Invernadero y Huella de Carbono de LSQA. La jornada fue dirigida a productores, directivos y socios de la SRRN y se realizó como inquietud de la Rural a raíz del trabajo realizado por LSQA en la empresa Mosaica, buscando comunicar y hacer extensión de estas buenas prácticas. Se habló sobre certificaciones en ganadería de carne, el bienestar animal, el porqué de la importancia de una certificación en el contexto de Uruguay como país exportador de carne, los programas de certificación del INAC que son muy bien valorados, y todos aquellos atributos a los que los consumidores hoy dan más valor: conocer cómo los animales se alimentaron en su vida, el uso de antibióticos, el pastoreo a cielo abierto y demás. “Son todos aspectos que Uruguay tiene, pero es bueno mostrar una tercera parte imparcial e independiente que da garantías de eso, y ese es el rol del organismo en la certificación”, dijo a El País Patricia Rovella. Para certificar o verificar un predio ganadero, hay varios pasos a dar. Primero se habla con el productor para definir qué tipo de proceso desea, si es de bienestar animal, si es de carne natural, y luego ver qué alcance puede lograr. “Entender el sistema de producción del establecimiento permite evaluar la viabilidad: no cualquier productor se puede certificar y hay que ver cuál es el mejor atributo”, explicó. Para la huella de carbono sucede lo mismo: en caso de querer verificarse el productor tiene que tener un inventario desarrollado. “Hay mucho trabajo y orden detrás, hay que tener todas las boletas de compra del establecimiento y definir un análisis de ciclo de vida para saber desde qué etapa a qué etapa se abarca”. En el caso del trabajo de Mosaica, se realizó un proceso de huella de carbono parcial, que va desde la cuna del animal hasta la portera del establecimiento. “Pienso que ese es el camino a seguir porque es muy difícil medir la huella de carbono aguas arriba, en la etapa industrial y lo que sucede después. Entiendo que la verificación va a pasar por lo que sucede en el establecimiento, lo que decimos aguas abajo”. Consultada acerca de la velocidad de estos desafíos y el diferencial de precios, Rovella dijo que el mercado está dispuesto a pagar, pero hay que tener volumen, ya que hoy no tenemos productores como para llenar un contenedor. “Hay que empezar por hacerlo y demostrarlo porque los mercados a los que exportamos demandan estos atributos”. Siguiendo esta línea, Rovella afirmó: “Quizás esto hoy no es atributo para ingresar a un mercado, pero ya vemos que en Europa los consumidores lo están demandando, y quien no lo tenga tendrá impuestos arancelarios o barreras de acceso. Uruguay exporta mucha carne al mundo, debemos pensar en lo que piden los consumidores del exterior”.

es-uy