OSE, abuso de posición dominante

Montevideo

Daniel H. Báez |

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/282084870401724

RURALES

@| A mediados del año pasado comencé los trámites para solicitar el servicio de suministro de agua en las oficinas de OSE para El Fortín de Santa Rosa, Canelones. Iniciados estos en las oficinas de Atlántida, me indicaron cuál debía ser el nicho que debía colocar. Así lo hice. A los pocos días, una inspección previa determinó que el nicho no era reglamentario, a pesar de ser exactamente el mismo de los colocados en los terrenos linderos. Llamo para interesarme por el trámite y me dicen que fue cancelado, que debía volver a realizar la solicitud, cosa que hice. Fue inspección y nuevamente rechazó el nicho porque estaba sobre una loseta de hormigón. Solicitud cancelada sin avisar. Por tercera vez, el 6 de octubre, vuelvo a solicitar el servicio. A los pocos días me contacta el inspector y le comento el tema de los rechazos previos, en especial no aprobar el nicho que todos colocan. La respuesta fue: “Bueno, depende del inspector que le toque” (¡!). Pasaron los días, llamadas periódicas; me dicen que estaban gestionando un permiso de la Intendencia para realizar la conexión. Les comento que hace un par de meses a mis vecinos los conectaron rápidamente. Me contestan que quizás tenían algún contacto o conocido en OSE (volvimos al clientelismo). Luego de meses de esperar, el 21 de febrero firmé contrato y pagué al contado $ 6.865 por concepto de conexión. Pasan las semanas, llamo para ver qué pasa y me dicen que OSE no tiene material de conexión desde hace tiempo y el covid lo retrasa más. Pido para hablar con un encargado y me dicen que debo presentarme en forma presencial, previa solicitud de agenda. Martes 3 de mayo, agendado, concurro a Atención al Cliente, me dicen que mi conexión tiene solo 71 días de atraso, que estoy en el lugar 33 para la conexión en Ciudad de la Costa y que esto demorará un poco más de un mes. ¿Conectan a un promedio de uno por día? Le digo a la funcionaria que es frustrante e inexcusable lo que me dice. La repuesta fue que presente una nota de protesta (¿se imaginan presentar una nota que se convierte en un expediente que comienza a circular por las dependencias para que dentro de unos meses me digan que por cualquier motivo se produjo el retraso?). No hay a quién recurrir, no hay forma de hacerlos responsables. Estamos hablando del agua potable, de un caño de unos 5 metros que debe conectar la red con mi casa. Hablamos de promoción de inversiones, de ventanilla única, de fomento, etc. y demoramos un año en conectar un suministro de agua, una conexión de 5 metros. ¡Lamentable y abusivo! El Estado solo ha demostrado ser eficiente en las áreas donde compite, en el resto naufragan en un mar de burocracia, asesores al santo botón, adjuntos a la dirección y funcionarios desmotivados. Pero lo que más lamento es que esto no tiene solución. Los gobernantes, de todos los colores, están preocupados en una permanente campaña electoral, luchan por ocupar un cargo y a partir de conseguirlo trabajan diariamente para retenerlo o patearle la silla al otro. No somos dueños de los entes públicos, ni siquiera clientes; somos usuarios. Estamos tan lejos del primer mundo, teniéndolo todo para estar en él. respetar el ciclo biológico de los venados/ciervos, se considera: por un lado, jamás disparar a una hembra y por otro, listar el número de piezas. Además, el período para realizar esta particular actividad en caso del Axis axis, en Canadá, son 6 semanas que van del 1° de noviembre al 12 de diciembre (equivalente en Uruguay del 1° de junio al 12 de julio). Estas son solo algunas de un largo estudio, pero no las únicas. Por falta de espacio no me quiero extender. Por lo que es muy pobre lo decretado por nuestro Jefe de Estado. @| La política no es una tarea fácil, siendo a veces riesgosa por el resultado de sus decisiones, en la medida que se lleven a cabo resoluciones sobre temas decididamente imprescindibles para el mejor futuro del país. Por tal motivo, los actores políticos en el poder procuran consensos con los opositores para repartir los innegables resultados negativos de poner en orden la economía de un país. Es así que temas de indudable importancia y urgente atención se van dilatando en el tiempo, sin que aparezca la figura que se atreva a “ponerle el cascabel al gato”. En Uruguay hace décadas que no prosperan buenas intenciones para atacar a fondo dos temas de crucial importancia económica: el costo del Estado y la reforma de la Seguridad Social. El actual gobierno, accedió al poder con la firme voluntad de atender y encontrar soluciones a estos temas tan postergados. Y se encontró con una férrea oposición ideológicamente distante de las medidas que se planteaban: responsabilidad fiscal contra populismo. La disyuntiva entonces es asumir toda la responsabilidad y seguir adelante sin el consenso de la oposición, más allá del dudoso costo político que pudiese sobrevenir. La oposición correrá el riesgo de, en caso de ganar el próximo gobierno, seguir lidiando con el déficit financiero y fiscal que seguramente sobrevendrán. La ciudadanía responsable sabrá comprender la decisión del gobierno de coalición y si así fuese, le corresponderá con su voto en las próximas elecciones. Es una instancia de decisiones impostergables; ¡es ahora o nunca!, para salvar al país. EL TIEMPO 07:29 16:57 17:53 05:32

es-uy