FA recibió taller de género para construir “feminismo de izquierda”

Para Arocena “podría ser un impulso de la emancipación generalizada”

RAÚL SANTOPIETRO

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281651078873528

NACIONAL

La dirigencia del Frente Amplio tiene claro que el feminismo y las políticas de género deben ser contempladas en la fuerza política. Y por ello, desde que asumió Fernando Pereira como presidente, se creó la Comisión de Género como un organismo con jerarquía dentro de la estructura de la coalición de izquierda. Desde ese entonces el Frente Amplio debió actuar ante denuncias por violencia de género contra, por ejemplo, el diputado comunista Gerardo Núñez o el exalcalde del Municipio G Jorge Meroni, dirigente del Movimiento de Participación Popular (MPP). Esta problemática, que no es ajena a otros partidos políticos, se evidenció durante el último Plenario Nacional del Frente Amplio donde la mitad de la decena de casos que trató el Tribunal de Conducta Política fue por situaciones de violencia de género. En ese marco, y buscando profundizar la discusión sobre feminismo en la fuerza política, el 25 de julio la Mesa Política del Frente Amplio recibió su primer taller de género. En el encuentro la presidenta de la Comisión de Género del Frente Amplio, Patricia González, dijo que “este primer taller de género se realiza con el objetivo de tener una conversación política para pensar el feminismo desde la izquierda”, según dijeron a El País presentes en la reunión. Luego se dio paso a los dos expositores invitados para hablar del tema: el exrector de la Universidad de la República Rodrigo Arocena y la responsable del departamento de Jóvenes en el Pit-cnt, Tamara García. Si bien se planteó como un taller, en los hechos la dinámica consistió en que Arocena y García reflexionaran sobre su punto de vista de feminismo y la labor que tiene por delante la izquierda. Y luego se dio un espacio de intercambio entre la dirección frenteamplista. En el encuentro participaron representantes de cada sector del Frente Amplio, su presidente y el equipo de Presidencia de la fuerza opositora. En su alocución Arocena resaltó los “aportes potenciales del feminismo a las izquierdas que buscan nuevos caminos para la democratización transformadora”. En este sentido, el exrector afirmó que “los movimientos feministas han logrado disminuir las desigualdades de poder y mejorar la situación de los más postergados”. “El feminismo en Uruguay está llegando a una altura en que podría ser un impulso de la emancipación generalizada y ejemplo de esto es la tradición del movimiento obrero”, sostuvo. Por otra parte, Arocena dijo que la izquierda cuando llega al gobierno “enfrenta un gran problema” que es “qué hacer con las reivindicaciones ambientales”. Y en ese sentido se preguntó si “el ecofeminismo, con su vocación de cambio, con su sensibilidad, con su energía militante, puede buscar nuevos caminos para asociar producción orientada a los más postergados con preservación del ambiente”. “¿Qué somos las izquierdas en última instancia? Somos militancias colectivas para mejorar la situación de los de abajo, con el protagonismo de los de abajo; ¿cómo pude el fervor militante y la creatividad del feminismo abrir nuevas posibilidades para la democratización transformadora?”, se cuestionó. Y agregó: “Esto es una cuestión política mayor, afrontarla corresponde al partido y también un movimiento feminista que llega a su madurez”. Luego García, según los presentes, repasó las distintas “olas feministas” que hubo para demostrar que el momento actual “no es moda” sino que es resultado de un proceso. La primera, según relató, ocurrió en el siglo XVIII cuando “se estudiaba la naturaleza de la mujer y las clasificaciones humanas”. Una segunda relacionada a cuando la mujer alcanzó el derecho a votar. Una tercera asociada a “la libertad sexual” y donde “Uruguay fue vanguardia”. “Sin embargo, solo falta una crisis para que se nos tambaleen los derechos de las mujeres, de las mayorías postergadas y en mayor situación de vulnerabilidad”, sostuvo. Y la cuarta ola, que es la etapa actual, en la que se pretende “visibilizar la violencia hacia la mujer” y “la representatividad”. En este sentido, García se preguntó por qué “es necesario” que el Frente Amplio “se abrace a la agenda feminista. “Por una cuestión de supervivencia. No solo es una deuda histórica abrazarse a la lucha feminista, es necesario poder pensar con amplitud”, indicó. En este sentido, la dirigente sindical consideró que en la clase trabajadora “hay opresión”. “Habrá que ver de dónde nace esa opresión pero la realidad es que vemos compañeros de nuestra propia clase trabajadora que desde su discurso matan o agreden a sus propias compañeras”, afirmó. Por otra parte, García planteó, ante la mirada de unos 50 participantes, que “los feminismos son incómodos” y que generan “un bombardeo constante”, pero resaltó que “han dado algunas cosas muy buenas” como ser “una mayor libertad sexual, la posibilidad de expresarse en la calle y, a los varones, les ha dado la posibilidad de sentir emociones”. Luego de ambas exposiciones se generó una ronda de intervenciones de los referentes de cada sector. Después, la presidenta de la Comisión de Género aseguró que en la fuerza política están “avanzando” y que “hay una puerta abierta” para que la coalición de izquierda incorpore la mirada del movimiento feminista. “Nos vamos con la convicción de que esta fuerza política quiere trabajar y seguir construyendo el feminismo de izquierda”, dijo González. Por último, la politóloga y militante del sector Ir aseguró que se busca la realización de otros talleres de género. El objetivo es continuar profundizando en la temática y lograr que este tipo de intercambios se dé con dirigentes de todo el país.

es-uy