Petro asume el domingo pero le faltan ministros

Ha confirmado ocho de los 18 que integrarán el gabinete

BOGOTÁ

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281921661813176

INTERNACIONAL

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, asumirá mañana domingo para el periodo 2022-2026, pero hasta anoche el país seguía sin conocer la composición total del gabinete que lo acompañará en el inicio de su mandato. Petro fue elegido presidente el pasado 19 de junio como candidato del Pacto Histórico, una coalición de izquierda a la que se sumaron en la recta final de la campaña y después de su triunfo electoral la mayoría de partidos del espectro político nacional, y los compromisos derivados de esos apoyos son quizás una de las razones por las que no ha completado su gabinete. De los 18 ministros, Petro ha confirmado ocho, entre ellos tres cruciales para la buena marcha de su Gobierno y con los cuales envió las primeras señales de lo que serán las prioridades de su gestión. Se trata de los de Relaciones Exteriores, cargo que ocupará el político conservador y gestor de paz Álvaro Leyva Durán; Hacienda, el economista José Antonio Ocampo, y para Defensa el exmagistrado Iván Velásquez, que lideró la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala entre 2013 y 2019. Ocampo ya fue ministro de Hacienda entre 1996 y 1997, y tiene experiencia en organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). “Petro necesitaba ser muy hábil en la elección de sus compañeros de gobierno porque tenía que atender asuntos que, en un país donde la dinámica ha sido generalmente de derecha o de partidos tradicionales o de gobernabilidades cuestionadas o criticadas, la elección (de ministros) tenía que ser muy cuidadosa”, manifestó el coordinador del Programa de Ciencia Política del Politécnico Grancolombiano, Jalily Covezdy. Sin embargo, en lo que será su equipo de Gobierno le faltan otras carteras igualmente importantes, como las de Interior y de Justicia, además de las de Trabajo, Minas y Energía, Comercio, Industria y Turismo; Vivienda, Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), Transporte, Deporte y Ciencia y Tecnología. Para el Ministerio del Interior, clave en las relaciones con el Legislativo, analistas y la prensa dan por hecho el nombre de Alfonso Prada, que fue jefe de debate de Petro en la campaña electoral; y para Deportes, el de la excampeona de halterófila María Isabel Urrutia, primera ganadora de una medalla de oro para Colombia en unos Juegos Olímpicos. Para Covezdy, un gabinete en el que tengan participación las tendencias políticas que ha logrado aglutinar Petro con las alianzas formadas en el Congreso, donde cuenta con mayorías en el Senado y en la Cámara de Representantes, es importante para asegurar la gobernabilidad en un país muy dividido entre izquierda y derecha. En los planes del próximo Gobierno también está la ampliación del gabinete con la creación del Ministerio de Igualdad, que Petro ya anunció que tendrá como titular a la vicepresidenta electa, Francia Márquez, y muy posiblemente también del Ministerio para la Paz y la Reconciliación, una propuesta de la Comisión de la Verdad en su informe final, presentado el pasado 28 de junio. LA HERENCIA. Una ambiciosa reforma tributaria para financiar el gasto social y mantener la economía en crecimiento son algunos de los desafíos que tendrá Petro como presidente para responder a las enormes expectativas que generó su elección entre los más pobres. Petro tendrá que lidiar no solo con los habituales problemas de un presupuesto limitado sino también con una coyuntura internacional delicada por el riesgo de una recesión mundial. Según un informe de junio pasado de la Cepal, en Colombia la pobreza pasará del 33,6% de 2021 al 38% en 2022, llegando incluso al 39,2% dependiendo de cómo se comporte la inflación. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, 19,6 millones de personas estaban en condición de pobreza monetaria en el país el año pasado lo que, según Ocampo, muestra que hubo “casi cuatro millones de pobres más en 2021 que los que teníamos antes de la crisis”. (EFE)

es-uy