Civila denunció que hubo una “presión muy fuerte” del PCU

El socialista detalló el debate interno sobre seguridad social

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281590949571217

NACIONAL

■■ Por estas horas, los sectores, la coordinadoras y las departamentales del Frente Amplio (FA) se encuentran en plena negociación para el Plenario Nacional del sábado, donde la oposición discutirá la postura institucional sobre la reforma de la seguridad social que analiza el Parlamento. El rechazo en general al proyecto de ley es unánime, pero a la interna hay diferencias entre si se debe acompañar algunos artículos, modificar otros o no votar ninguno. Los sectores mayoritarios, como el Partido Comunista del Uruguay (PCU) y el Movimiento de Participación Popular (MPP), buscan mejorar la propuesta del gobierno en el Parlamento. Otros con menor peso orgánico, como el Partido Socialista (PS) y el Partido por la Victoria del Pueblo, entienden que no deben hacer ningún aporte en esta discusión parlamentaria. En este marco, el secretario general y diputado del Partido Socialista, Gonzalo Civila, afirmó ayer que “hay una presión tremenda del PCU” sobre los militantes de base que no se alinean a la postura del sector, para que lo hagan. En un evento interno en la Casa del Pueblo, organizado por la Secretaría de Relaciones Nacionales del PS, el legislador detalló a sus correligionarios las conversaciones que ha mantenido con los referentes del MPP, el PCU y la Vertiente Artiguista, que se mostraron unidos en las reuniones. Según supo El País, Civila dijo, por ejemplo, que el secretario general comunista, Juan Castillo, le hizo la siguiente pregunta, que la diputada Micaela Melgar también dejó planteada en otras instancias de intercambio: “¿Qué hacemos si alguna organización social está a favor de algún artículo?”. El diputado agregó que para defender su postura, los comunistas “han largado una ofensiva muy fuerte en todos los ámbitos de base” bajo esta premisa, que es “la más convincente para los compañeros”. Civila señaló que no comparte “hacer un seguidismo de las organizaciones sociales”, “más allá del respeto” que siente por ellas. Y además, dijo que este es un argumento “relativo” porque es posible que otras organizaciones se opongan a los mismos artículos que algunas aprueban. Más adelante, el legislador contó que el senador del MPP Charles Carrera intentó persuadir a los socialistas de votar una moción conjunta en el Plenario Nacional con otro argumento: si la reforma no se aprueba, “es mejor que no salga por las contradicciones de ellos”, los legisladores de la coalición multicolor, que “por las nuestras”. Civila acotó que si bien no se planteó directamente, hizo la “deducción” de que estos sectores consideran que la reforma debe implementarse “y es mejor hacerlo ahora”, cuando la coalición de izquierda es oposición. “Está instalándose el discurso de que peligrará la unidad del FA por este debate, una cosa totalmente absurda”, se consideró en el evento. Allí intervinieron otros referentes socialistas, que contaron que quienes rechazan de plano la iniciativa del gobierno están evaluando la presentación de dos mociones en el Plenario del sábado. Una donde se exprese solamente eso, la discrepancia, y otra donde se añada que “el FA tiene que construir una alternativa sobre determinadas bases” y detallar cuáles. En el Plenario Nacional los sectores tienen 85 votos, la misma cantidad que suman los representantes de las departamentales del interior, las coordinadoras capitalinas y del exterior. Hasta el viernes se sucederán las reuniones para discutir sobre la reforma y Civila dijo que, si bien entre los sectores su postura suma poco más de 10 votos, en los otros ámbitos su posición es “mucho” menos “minoritaria” de lo que creían. Según contó a sus pares, en Rivera, Salto y Treinta y Tres son mayoría.

es-uy