El BCU promueve sistema de pagos con celular

El Banco Central presentó su hoja de ruta para el 2023-2025

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/281694028786321

ECONOMÍA

■■El Banco Central (BCU) presentó ayer su hoja de ruta para el período entre 2023 y 2025 en el sistema de pagos. Además, dio cierre a lo “prometido” para 2020-2022, lo cual consideró como “exitoso”. El presidente del BCU, Diego Labat explicó que para la nueva hoja de ruta del sistema de pagos en Uruguay, agregaron una palabra a los conceptos a los que aspiran del mismo. Estos eran “sólido”, “innovador” y “accesible”, esperando que ahora también sea “eficiente”. En este sentido, señaló que se cumplieron las promesas pautadas para el período ya transcurrido, como la multiadquirencia, la presentación de un marco normativo en cuestión de criptomonedas, los cheques electrónicos, entre otros. A su vez, destacó que el uso de las transferencias instantáneas aún no alcanzó el volumen que esperan. En este sentido, sostuvo que esperan que esta modalidad funcione las 24 horas y no tenga restricción de días (como ocurre hoy). Al referirse sobre el trabajo a realizar hasta el 2025, señaló como hito más importante el desarrollo del sistema de pagos rápidos. Estos pagos podrían realizarse en un comercio, por ejemplo, a través de la lectura de un código QR con un celular. A su vez, señaló otros puntos que esperan trabajar como el estudio de la emisión del peso digital y una moneda estable (stable coin). Además, destacó las líneas de trabajo en ciberseguridad, ya que ahora están habiendo “muchos episodios de fraude” y para avanzar en la banca abierta. Por su parte, el vicepresidente del BCU, Washington Ribeiro, en diálogo con El País señaló que lo realizado en la apertura de la multiadquirencia, acuerdo que permite el contrato de un adquirente con más de un sello, colabora con el próximo hito del sistema de pagos rápidos. En este sentido, destacó que los sistemas de pagos rápidos están avanzando en todo el mundo y “el país se lo debe, por lo cual los agentes van a tener que adaptarse a este sistema”. Para el desarrollo de este nuevo sistema, sostuvo que esperan avanzar “bastante” para el año que viene, pudiendo comenzar a utilizarse a fines de 2023 o principios de 2024. Añadió que esperan que la competencia reduzca los costos en el sistema de pagos. “En algún punto la competencia de adquirentes diversificó la necesidad de rentabilizar los negocios y en algún caso encareció en esta primera etapa. Apuntamos a que se vaya reduciendo en el futuro”, agregó. Por otra parte, sobre el proceso de banca abierta, donde las instituciones financieras podrían abrir la información con la que cuentan para crear nuevas verticales de negocio, “no quedó trunco”, pero “es un proceso que ha ido más lento” de lo que hubiesen querido. En esta línea, esperan trabajar en cambiar regulaciones del Central, que faciliten esto y el análisis de las eventuales restricciones de tipo legal, para enviar un proyecto de ley al Parlamento que “facilite la cooperación entre las instituciones”. Por último, en relación a la ciberseguridad, señaló a la educación financiera como punto clave, la cual esperan que forme parte de la currícula escolar o liceal, lo cual está a estudio de las autoridades.

es-uy