Madres y reporteras que vencieron a un monstruo

Se estrena la historia de la investigación que terminó con Harvey Weinstein

FERNÁN CISNERO ]

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

2022-11-24T08:00:00.0000000Z

El Pais Uruguay

https://epaper.elpais.com.uy/article/282076280875665

ESPECTÁCULOS

Estados Unidos, 2022. She Said. María Schrader. Rebecca Lenkiewicz. Natasha Braier. Hansjörg Weißbrich. Nicholas Britell.. Carey Mulligan, Zoe Kazan, Patricia Clarkson, Andre Braugher, Jennifer Ehle, Samanatha Morton, Ashley Judd. 135 minutos. 24 de noviembre, en cines. E✷✷✷ l caso es aterrador y es de las cosas que Ella dijo deja bien claro: es una película sobre el miedo. El monstruo, porque toda película así debe tener uno, es Harvey Weinstein, el productor de Hollywood que hoy cumple 23 años de condena por abuso y ataque sexual. Con Carey Mulligan y Zoe Kazan como las reporteras del New York Times Megan Twohey y Jodi Kantor, Ella dijo es una película de periodistas, un subgénero que tiene antecedentes ilustres como Todos los hombres del presidente o la reciente En primera plana. Es una adaptación del libro que Twohey y Kantor publicaron en 2019, en el que revelaban el historial de décadas de abuso sexual cometido por Weinstein, uno de los hombres más poderosos de Hollywood, y los acuerdos económicos que silenciaban a sus presas. Lo hicieron en 3.321 palabras que publicaron el 5 de octubre de 2017 y que titularon “Harvey Weinstein pagó a quienes lo acusaron de acoso sexual durante décadas”, y fue el primero de una serie de artículos. Allí denunciaron al productor, mostraron complicidades, revelaron sometimientos, prácticas feísimas y dieron voz a mujeres que fueron presa de depredadores así de perversos, así de poderosos. El artículo impulsó al movimiento #Metoo, metió a Weinstein preso, quitó privilegios a poderosos impunes y encendió las alarmas. Ganó un premio Pulitzer. La película sigue el proceso sin prisa pero sin pausa que encararon para armar la serie de artículos. Es un recuento paso por paso de las idas y venidas, la dificultad de conseguir testimonios, las entrevistas, la corroboración de datos, la escritura y la edición del primer artículo. Es una película sobre el método periodístico, su rigurosidad y su pertinencia. Al igual que aquellas referencias más directas —a las que habría que agregar The Post de Steven Spielberg—, la película es una celebración del periodismo independiente y de investigación. El edificio del New York Times, que prestó locación real, es un templo de la justicia como antes lo fueron, respectivamente, The Washington Post y The Boston Globe, en esos antecedentes. Como thriller, eso sí, es bastante asordinado y el proceso es lento y por momentos rutinario. A diferencia de aquellos antecedentes, no tiene escenas de las inolvidables y se limita a contar la historia. Tampoco hay recreaciones de los sucesos denunciados pero los testimonios (incluyendo el de la actriz Ashley Judd, que aquí lo da en primera persona) y, principalmente, la cara de miedo y angustia de las víctimas, son más que explícitas. Las consecuencias son atroces. A diferencia de lo común en el subgénero, el guion de Rebecca Lenkewicz (responsable de otra película sobre silencios femeninos, la polaca Ida), Ella dijo da lugar a la dimensión doméstica de las reporteras. Twohey lidia con una maternidad reciente y agobiante y Kantor con el doble empleo de atender a su familia, incluyendo un hijo pequeño. En Todos los hombres del presidente, Woodward y Berstein no tenían esos “inconvenientes”. Ella dijo hace particular hincapié en ese detalle. Consciente del poder de su mensaje, la directora Maria Schrader, quien ganó un Emmy por la serie Poco ortodoxa, se limita a llevar el emprendimiento a buen destino y a evitar distracciones formales. Así, la película está armada básicamente en planos y contraplanos que no se hacen notar, pudorosos ante la importancia del tema. La fotografía de Natasha Brier (llena de colores en Neon Demon, por ejemplo) va acá por una paleta y una iluminación burocráticas, que es lo que se lleva en casos como estos. Algunos de esos rubros van a estar mencionados, todo indica, en la ceremonia del Oscar. Mulligan que va por su séptima nominación y Kazan tendrían que estar seguro en la grilla. Su rendimiento en los Oscar será toda una señal de Hollywood, que durante años apañó conductas como la de Weinstein. A la película no le ha ido tan bien en taquilla, lo que puede frenar su impulso en la Academia. Hace tres años, El escándalo consiguió tres hablando del agresivo ambiente laboral en la cadena Fox, otro hito del #Me Too. A diferencia de La asistente de Kitty Green, un sutil y aterrador retrato de una empleada de Weinstein, Ella dijo es mucho más directa y explícita. Y eso es un mérito y una contrariedad. Pero su contundencia es indiscutible. En febrero de 2020, un jurado encontró a Weinstein culpable de agresión sexual criminal y violación. Hoy está en juicio en California y enfrenta una docena más de cargos. Según informó Variety, a los miembros del jurado se les ordenó no ver el tráiler de Ella dijo. Es imposible ser imparcial ante algo así.

es-uy